TRAIL RUNNING EN SOMIEDO

>> Definitivamente, estamos hechos de otra pasta! Primero estábamos desperdigados, cada uno por nuestro lado pero poco a poco y gracias en parte a las carreras de montaña, nos vamos juntando…
> Eran las 6.15 de la mañana del sábado y desde el parking de las piscinas cubiertas de Pola de Siero salía parte de la expedición que disfrutaría de un nuevo fin de semana “pasado por frío” en la tierra de las altas montañas… Juan, Campa y Gloria por un lado y Pablo Ramos y yo por otro. En la furgo que Tartiere Auto puso a nuestra disposición cabía bastante mas gente y en un punto del camino recogimos a Blas, Javi Fernánez y Rafa Couto. Rumbo a Sommetum!!
> A medida que amanecía íbamos viendo el color plomizo del cielo y nos temíamos lo de “siempre”… Después de darle más de un par de vueltas mentales al mapa de Somiedo, decidimos iniciar la ruta en Pola. Haríamos la primera parte del recorrido de la UTDS y según evolucionase el día iríamos adaptándonos.
> En Pola se nos unen otros dos buenos amigos, Sergy Martino y Migue Plaza. Como artistas invitados acuden Antonio (flamante fichaje de Avientu) y Adrián. Gracias a ellos terminamos el día por un sitio diferente al inicialmente previsto, de forma muy satisfactoria por cierto, pero no adelantemos acontecimientos…
> Salimos bajo una lluvia pertinaz y con una temperatura de 4 grados en Pola (697 m) que invita más a meterse en un bar a tomar cafés que a correr por el monte, pero estamos hechos de otra pasta, no?
> Pasamos por Castro y llegamos a Pineda donde nos paramos un poco a beber en su coqueta fuente. Van 8 kilómetros de recorrido y por fin deja de llover! Ahora empieza a nevar… Subimos a la collada del mismo nombre y desde allí por el precioso valle de La Trapa nos encaramamos en el collau Aguino que está a algo más de 1300. En este punto, fríos, mojados y con los pies congelados, dudamos un momento si bajar hacia Pola, pero seguimos ruta hacia la laberíntica zona de los Collaos. La combinación de niebla y nieve es muy reconfortante… nos obliga a caminar bien juntos y muy atentos al terreno. Llegamos a un precioso claro del bosque y allí nos llevamos la primera sorpresa del día. Antonio, que es guarda mayor de la zona de Muniellos, conoce como nadie las huellas de los animales salvajes y nos muestra las de 3 lobos que nos preceden y avanzan delante de nuestro grupo. Seguimos las huellas y un poco mas adelante Antonio se percata de que al lado de la manada de cánidos camina un oso. Sus huellas son claras entre la nieve y Antonio nos explica que es un ejemplar pequeño de unos dos o tres años y lo mejor del caso, son huellas frescas!! La palabra, creo que coincidiremos tod@s, es excitación. Por un momento atisbamos la posibilidad de verlo, pero el frío hace de las suyas y no nos deja disfrutar mucho del momento. Tenemos que movernos o lo que van a encontrar los próximos que pasen por allí, es a nosotros congeladitos. Pasamos la zona de los Collaos entre la niebla, sin ver más que un palmo delante de nuestras narices. Por fin llegamos al Collau Carbaineu y es aquí donde Antonio y Adrián toman las riendas y nos cambian el rumbo. Acierto considerable ya que lo inicialmente previsto (bajar hacia Villar y salir por La Peral) se hubiese convertido en un palizón, sobre todo por la climatología, que no nos da tregua.
> La bajada desde Carbaineu la hacemos hacia Perlunes para remontar nuevamente por un camino mágico, no exagero, MA-GI-CO, a la collada Santa Eufemia. No voy a dar mas explicaciones, creo que todos los que pasamos por allí en respetuoso silencio coincidiremos, es un sitio de una belleza sublime. Desde este punto, ya bajamos al pueblín de Gúa, que está a 2 kilómetros de Pola de Somiedo. Es en este punto donde se produce la “deserción” de Pablo y del que escribe. La “llamada de la taberna” fue más fuerte que la sed de aventura y por un camino que baja paralelo a la carretera, nos plantamos en la capital del concejo. El “grueso” de la expedición decide seguir hacia Caunedo, pero un cuarto de hora mas tarde, también les puede la “llamada de la taberna”, entran en razón y se dan la vuelta. 25 kilómetros emocionantes en una jornada que en lo meteorológico, daba para bastante menos de lo que hicimos. Tras un café rápido, cogemos los bártulos y nos vamos a Saliencia. En el albergue de Laly y Toyos nos reunimos con Santi Obaya, Eva y las benjaminas de la expedición, Noa y Eni. Trato amabilísimo el que nos brinda esta joven pareja de hosteleros. Tienen un albergue cuidado al máximo, extremadamente limpio. Un albergue de 6 estrellas!! Estamos como en casa “mama”.
> Gloria,Campa y el Fire, vuelven a casa pero se nos unen al grupo Ana y Eva. Pasamos la tarde al lado de la chimenea secando la ropa y viendo las grabaciones que el “Steven S-Fire-lberg ” fue haciendo con la Go-Pro que nos prestó David Camino…indescriptibles momentos…
> Antes de la cena, Santi nos pone una amena proyección de varias carreras celebradas en 2012. Muchas de ellas las ganó este tipo tan humilde que se comporta exactamente igual que cuando no entraba en posiciones tan destacadas… Y además, se nos está convirtiendo el “Komandante” en un experto ponente, todavía no habla como corre pol monte, pero vah!!
> A 21.58, gloriosa cena, sesión de chistes, (casi todos verdes…) Y pa la cama que el domingo nos espera más monteeeee!
> Amanece nublado pero no llueve, que alegría! Desayunamos tod@s juntos, recogemos y preparamos la logística (subimos la furgo de Tartiere Auto a La Farrapona) y salimos de Saliencia a las 9 de la mañana. Hoy nos acompaña un guía de lujo. Jose Toyos, el dueño del albergue, se anima a hacer parte del recorrido. Está pensando hacer la UTDS y quiere ver como anda… Menos mal que tiene dudas, nos llevó con la lengua fuera en cuanto se puso delante!! Primero nos dirigimos hacia el publín de Endriga para subir hacia la ruta de les Brañes por un antiguo camino empedrado. Somiedo es una caja de sorpresas continua, otro rincón para guardar en la retina! Al llegar a la pista, avanzamos al trote pero como no llueve y está totalmente nevado, vamos haciendo paradas y fotos a varios grupos de venados que rondan por la zona. Pero hay que seguir! Bajamos a Saliencia y nos disponemos a subir por uno de los rincones más espectaculares que este menda conoce en Asturias. La Foz de los Arroxos. No os lo cuento, cada un@ tiene que andar esos pasos por si mism@. Hoy el “director” es el Sergy. Está locu a los mandos de la Go-Pro! Si un paso es espectacular, el siguiente lo es más y entre plano y plano, nos plantamos en la Braña la Mesa. Nevada considerable a casi 1700 metros, pero ya no nos para nada! Subimos a lo alto del puerto de la Mesa. Completamente desatados, en vez de desandar el camino nos atrevemos incluso con la barrera que suponen las cumbres de Los Bígaros y pasamos hacia La Farrapona. Son solo 250 metros de desnivel, pero la pendiente y la nevada que hay a casi 2000 metros nos hacen avanzar lentamente. Coronamos primero la pasada de los Corros y bajamos a La Farrapona, desde donde sólo nos separan un par de kilómetros hasta el punto donde tenemos la furgo.
> Y colorín colorado…
> Señoras y señores, esto ha sido todo. El Avientu se mueve. Llueva nieve o venga un tornado!!

Salud collaci@s.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

2 comentarios en “TRAIL RUNNING EN SOMIEDO

  1. CAMPA dijo:

    Pero que crónica más guapa y más bien escrita si cabe, da gusto leer algo tan gustosamente vivido y por la crónica mejor rememorado. Enhorabuena, me prestó mucho leerlo.

  2. Campa dijo:

    Pero que crónica más guapa y más bien escrita si cabe, da gusto leer algo tan gustosamente vivido y por la crónica rememorado. Enhorabuena, me prestó mucho leerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s