NEMBRA

El pasado 28 de Julio, al menos para mí, no será olvidado fácilmente. Mi mujer, mi amigo Monchu y yo nos pegamos el madrugón para ir a la carrera IV Resistencia Reino Astur en Nembra. Con la, idea que no el convencimiento de poder estar entre los 10 primeros, gracias al buen estado de forma conseguido en los 4 Trails. Que difícil me resulta no soltar un ladrillo para contar mi experiencia!!!.

En la salida noto que el pulso no está tan acelerado como siempre, soy consciente de que puedo ir a más. Mi carrera más perfecta, empieza cuando decido ir tras los pasos de David Lima, mi rival psicológico y de Calleja. Los dos del equipo rival por antonomasia (Peña Santa), aunque rivales psicológicos hasta la fecha tengo más de 20.

No es que fuera cómodo en la carrera, pero me encontraba muy bien y pensaba  cuanto tiempo más podría seguir  aguantándoles el ritmo, porque aunque ellos andan más que yo,  yo no paraba de darles la tabarra, ya que sin querer y al encontrarme “tan fresco”, no calle la boca en la subida y eso jode y desmoraliza. Pasaban los kilómetros y en ocasiones conseguía adelantarme, sobre todo en las bajadas. David comenta que esta sobrentrenado y Calleja que está desmotivado, yo comento que debemos de ir entre los 10 primeros, y no ando desencaminado. En el avituallamiento nos dicen que vamos 5º, 6º y 7º, sorpreson, y la motivación extra que necesitábamos.

Llegaba la bajada más peligrosa y Calleja se nos escapa, y yo después de un cacho con David, también tiro en solitario. En la zona más oscura y peligrosa cojo a Copete, que también sufre en la bajada y a partir de aquí empiezo a ir solo. En el siguiente el avituallamiento están mis tres fans preferidas, Arantxa, Eva y Bambam, que me animan y me alientan. Me encuentro tan sorprendentemente bien que se me olvida tomarme el gel, y un poco más adelante en una subida del carajo, me lo tomo. Al llegar arriba, creo ver a alguien, creo que es “el rizos” y comienzo la bajada con calambres que de momento no me impiden lanzarme, y le acabo cazando. Le pregunto por Calleja y me dice que va un poco más adelante, así que me lo tomo con un poco de calma y bajo con él. Pero cual es nuestra sorpresa cuando le alcanzamos. No sé porque kilometro iremos, pero me da igual, sé que si lo paso me pongo cuarto y es la oportunidad de hacer mi primer podio, así que aprieto los dientes y me lanzo a todo lo que doy.

Alcanzo al tercero, Juan, después de la subida a la antena, que me anima. Fuimos juntos los últimos kilómetros,  y en el repecho de hormigón antes de la llegada a meta, aflojo un poco, sabiendo que ya estoy en el podio, decido bajar con calma y disfrutarlo.

Después de esta carrera y de mi primer podio, me toca hacer reflexión. No se si es gracias al entrenamiento diario o a los micronianos, noto mejoría día a día, carrera tras carrera. Hay gente que por mucho que entrene no da más de sí, y no logra superarse, yo por alguna razón (diríamos o llamémoslo genética) entro en esa rueda de la mejoría constante gracias al entrenamiento y esfuerzo diario.

Supongo que como en todos los deportes, el estado anímico sea muy importante, y que seas una persona feliz en todos los aspectos de tu vida, te da las ganas, la motivación y la energía suficiente para entrenar y  sacrificarte. Y por supuesto he de dar las gracias al maestro, que al fin ya pudo cortarle la coleta al padawan. Ya soy todo un Jedi.

SAMUEL OBAYA.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s