LANDECK – SAMNAUN

Comenzar como en ediciones anteriores, hablando de la PastaParty de ayer,  esta vez solo pasta con unas salsas, sin pan, sin postre, sin ná. Creo que en dos horas vamos a estar todos muertos de fame. Nos sentamos muchos españoles juntos, con los catalanes, madrileños, el canario y luego se animan los del Factor5Team. Hoy no hay muchos momentos de griterío, salvo la camiseta de Lider que la sigue llevando Santy.

Para mañana no se pueden dormir, Santy lleva a Juanma a 11 min, a 20 a Antón Philip y Cristian y a Seppi a unos veinti pocos minutos. Así que mañana a darlo todo. La prueba tiene pinta de ser muy dura y larga unos 45Km con un desnivel de 2500 aprox de subida y 1800 de bajada. Ahora si se notan las caras de sufrimiento en todos los corredores, estos pensando que ya no quedaba nada, y aún falta lo peor.  Entre risas, “me muero” y resoplidos varios, dan paso a las fotos del día y el video. Fran y Santy, como siempre chupando cámara, y Juanma protestando (por alguna extraña razón siempre sacan al que va delante, al que va detrás y a él siempre le saltan), y hoy en las fotos salgo incluso yo, el año que fui a la Transalpine Run no me sacaron, y ahora que no estoy pa fotos voy y salgo en primera plana, eso sí otra foto ñoña como la que nos saco en su día Rodrigo Vallina (como esa no hay otra igual). En el video el que hoy chupa cámara es Leo y al final ¡¡Sale Juanma!!!,  hoy solo falta salir Samu (dice que mañana va a correr en faldita pa salir en el video).

Comienza el último día, muy malas caras y sensaciones desde el principio, por ejemplo Santy otra vez no ha dormido nada y tiene las uñas destrozadas. Rápidamente en la zona de salida nos vamos al botiquín a que le “hagan la pedicura”. Hoy salen todos con bastones, la etapa va a ser muy dura.

Nosotras nos vamos hacia Samnaun, Suiza. Un pequeño condado tipo Andorra, libre de impuestos, jejeje que bien lo vamos a pasar de compras. Llegamos al hotel, un apartamento guapísimo, una vez subidas las maletas (todas), jijiji de compras!!!!  Esto es muy turístico, solo hay hoteles, restaurantes y un montonazo de joyerías, droguerías, tabaco y bebidas, y como no ropa carísima. Aún así hemos hecho gasto, vale más estar corriendo.

Cuando pasamos por meta, nos llegan malas noticias (yo pienso, otra vez, no por favor!) nos cuentan que Santy ha perdido el liderazgo e incluso se juega el tercer puesto. El speaker dice que hoy no nos va a oír gritar en la pasta party. En estos momentos no sé quien lo estará pasando peor,  si los corredores o nosotras sin saber que está pasando exactamente, tenemos los nervios ….  Arantxa se queda en meta y yo me voy a 500 metros para verles llegar. Cuando veo llegar al primer veterano, pongo el crono, a 3 min pasa el siguiente veterano. Ya llevan 15 min y no ha pasado ni Fran (creo que nuestros españoles han salido a muerte a diario y no han reservado mucho para la última etapa, chicos hay que dosificar). “Dios porque pasan los minutos tan rápido, llegad pronto por favor”. Con los nervios de no ver ni a Santy ni a Fran mi cabeza solo le da vueltas a un pensamiento “que este año entre,  con orgullo”. Ya van 20 min desde que puse el crono y aún nada, no se les ve.

No sé cuáles serán sus sensaciones, pero las mías en estos momentos son un poco “egoístas” (no sé si será la palabra adecuada), deseo que termine y que lo importante es llegar. Que le quiten lo bailao, se lleva a casa 3 camisetas de líder, aunque así siento que esto no es justo,  que por mi causa ya que no le he dejado suficiente tiempo para entrenar, que trabaja mucho, que no come lo adecuado,… no sé cómo explicarlo pero me siento en parte responsable, aunque la culpa es de él, porque quizás le ha dedicado poco tiempo, no sabe regular, se ha emocionado pensando que lo tenía fácil,… me joroba pensar esto, pero tenía que soltarlo.

Volvemos a la carrera,  me extraña que Fran tampoco aparezca, y yo sigo sentada en una piedra esperando !!!!!.  Pasan 28 min y llega el Pájaro Loco (un corredor muy característico del Salomon Alemania) “donde están los nuestros”, ahora ya se nos ha ido el tercer puesto. Sigue pasando el tiempo, van 31 min y por fin llega Fran, su cara lo dice todo, no habla, va muerto, ha sufrido mucho. A 34 min (recuerdo que los tiempos son desde que puse mi crono  que fue cuando entro el primer veterano) llega Juanma “Vamos chicos”, solo pienso en Santy y que decirle en cuanto le vea. Intento guardar la libreta donde estoy haciendo esta crónica escrita, pero me tiemblan las manos, pocas veces he estado tan nerviosa como ahora, quisiera que me vierais en estos momentos, escribiendo y temblando (de hecho cuando le dicto esto a Arantxa, no sé ni lo que escribí) solo recuerdo temblar así en el parto de Noa.  Siguen entrando corredores, incluso ha entrado un corredor carretando con una mochila de colegio “Joder Santy, que jodido vas, va a llegar Samu antes que tu. Solo te pido que otro año así no”. Dejo la piedra y camino un poco y sigo sin verlo “este se ha retirao” en estos momentos mi cabeza piensa que me ha decepcioado e intento pensar que decirle en cuanto le…. Creo que veo a Leo, si es Leo.  Me dice queesta muy bien, y que hace 14 Km paso a Santy y que iba muy despacio.

Pasan 50 min, creo que Santy, y siento que le duela esta reflexión, es hombre  de los que sufren más de cabeza que de físico. Cuando tienen muchos dolores tiran para adelante con este sufrimiento, pero les puede más la mente. Mi lema y el de muchos es “Sufrir y disfrutar dándolo todo, y sólo dejar de sufrir cuando llegues a meta, nunca hundirse por el camino”. Llevan 6h de carrera y no aparecen. Veo a Samu y corro con él un buen tramo, no habla, otro que va muerto, aún así no aguanto su ritmo. Pienso en deshacer el camino a ver a Santy, pero me vuelvo a quedar en mi piedra “me da que aún no llega”. Va pasando el tiempo, hace una hora que he encendido el crono, me estreso de tanto mirarlo y lo apago. Ahora mi pensamiento es que vale más que se retire. Pero le veo… todo lo que he pensado hasta ahora se ha desvanecido (siento el ladrillazo que os he hecho leer) viene andando, se `para, le doy un beso (y luego no quiere fotos noñas, esto lo escribe Arantxa), le incito a que avance a trote cochinero, se pone a llorar y se ahoga, sigo corriendo a su lado hacia meta, se para quiere ir andando, le digo que por fin su hermano le ha ganado en una carrera, es el único momento en el que le veo sonreír.

Cuando ya estamos en meta de risas, parece que todos los sufrimientos por los que hemos y han pasado se han ido, han sido unos campeones. Que momentos más mágicos, una carrera por etapas es otro mundo, es superación, los límites que nos ponemos, los momentos de sufrimiento, todo queda recompensado con el momento de llegar a meta, ver a la gente que te apoya, la sonrisa y la emoción de todos son momentos que hay que vivir. Experiencias que recomiendo a toda persona.

Como ya hemos dicho anteriormente tenemos abandonaos a Helena y Andrés, les habíamos prometido estar hoy en meta para sacarles una foto, pero no ha podido ser, han llegado antes de lo esperado y no estábamos allí (como siempre) Les damos nuestra enhorabuena con el carrerón que han hecho, hoy 8:20.

Mañana haremos un pequeño resumen de la PastaParty y de los resultados finales.

Un saludo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s