Reflexión sobre los Picos

Aquí os dejamos una pequeńa reflexión de Nico Fernández Palacio de cómo el estilo de vida de una población afincada en los Picos pasó a un deporte.

Reflexiones sobre nuestro deporte “extrem”

Estas fechas, en las que los candidatos a correr la Travesera 2012 nos afanamos llenando los cuetos y canales de los Picos de nuestro sudor, además de acumular metros en el altímetro, registrar pulsímetro y disfrutar de la montaña, nos brindan la oportunidad de sorprendernos, incluso de maravillarnos, de cómo lo que para nosotros es un deporte, que algunos consideran extremo, era la forma de vida habitual de muchas personas hasta no hace mucho tiempo, y que aun lo continúa siendo para algunos menos.

Cuando pasamos por horcados o seus, cogidos como podemos, y procurando afinar los cinco sentidos ( o mas) para en vez de correr no aprender a volar involuntariamente, tenemos que recordar como por los mismo sitios pasaban los pastores con una cabra debajo el brazo, con un rebaño de ovejas o llevando a cuestas a algún turista ( cuando en el siglo pasado empezaba esto del montañismo).

Hay lugares donde ahora pasamos cogidos con los dientes, donde antes las pastoras pasaban con un caldero en la cabeza y las manos ocupadas, o donde mas recientemente subían a portear materiales o provisiones a los refugios.

No entra en nuestras cabezas como los cainejos podían subir a portear a Cabrones, por la canal del Agua, o los de Valdeón subir sacos de cemento a Hermoso, dando varios viajes al día, que pudieran bajar animales grandes por la collada Ties o por Mesones, que Trea y sus caminos fueran casi autopistas para ellos o como incluso los guardas antiguos de los refugios ( ahora que casi todo lo pesado se hace en helicóptero) se abastecían ( de todo , latas y bombonas incluído) desde Bulnes a Urriello por Camburero, a Cabrones por la Horcada Labrada, o a Urriellu desde Fuente De.

Así, cuando los lugareños nos dicen que por un paso de montaña o un seu, pasan “los gues xuncidos”, que es un paso “pa rebaños” o “solo pa animales sueltos” que algo solo es “un poco malu”, sería prudente que lo valoráramos en función de que nuestra capacidad igual no es la de aquellos que allí viven.

Uno de los pocos pastores que siguen haciendo majada permanente en el occidental, nos decía como que tal cosa, que el iba por el pan a Caín, lo cual igual nos sirve para reflexionar sobre que nuestro deporte, igual no es tan “extrem” como parece, aunque si un poco “pa chiflaos” , aunque el ponerle un nombre en inglés le da un carácter mas snob ( antes esto de los trail se llamaba “patear monte”).

Animos y a entrenar, que ya quedan pocos días.

Anuncios

Un comentario en “Reflexión sobre los Picos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s